Compartir

Estamos a menos de un mes del Mobile World Congress 2020, un evento en el que esperamos ver los nuevos Samsung Galaxy S20 y el nuevo plegable de Samsung, que tras varias filtraciones, se rumorea que se llamará Samsung Galaxy Z Flip. De este dispositivo se sabía más bien poco, hasta ahora, que se ha filtrado por completo.

La filtración viene de la mano Roland Quandt, un conocido filtrador que ha publicado en el medio alemán WinFuture todas las imágenes y especificaciones del futurible Samsung Galazy Z Flip. A falta de que Samsung confirme toda la información del terminal, Quandt nos muestra un terminal de gama alta, con un tamaño relativamente similar a los modelos de gama alta de este año y que, curiosamente, no cuenta con conectividad 5G.

Especificaciones filtradas del Samsung Galaxy Z Flip

SAMSUNG GALAXY Z FLIP
DIMENSIONES Y PESO167,9 x 73,6 x 7,2 mm
15,3 mm cuando está plegado
PANTALLAAMOLED de 6,7 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.636 x 1.080 píxeles)
Formato 22:9
PANTALLA SECUNDARIASuper AMOLED de 1,06 pulgadas
Resolución 300 x 116 píxeles
PROCESADORSnapdragon 855+
MEMORIA RAM8 GB
ALMACENAMIENTO INTERNO256 GB UFS 3.0
CÁMARA TRASERA12 MP f/1.8
12 MP f/2.2 (gran angular, 123º)
CÁMARA DELANTERA10 MP f/2.4
SISTEMA OPERATIVOAndroid 10 con One UI 2.0
BATERÍA3.300 mAh
Carga rápida de 15W
Carga inalámbrica de 9W
CONECTIVIDADWiFi 6
NFC
GPS
Bluetooth 5.0
USB tipo C 4G
OTROSLector de huellas lateral
Desbloqueo facial
Altavoces estéreo AKG
Dolby Atmos

De acuerdo a Roland Quandt, el Samsung Galaxy Z Flip tendría un factor forma similar al Motorola Razr, en tanto que se pliega hacia abajo y se cierra como los antiguos teléfonos de tapa. En la parte trasera tenemos una sola cámara con dos lentes junto a un flash LED, así como una pantalla secundaria Super AMOLED de 1,06 pulgadas (300 x 116 píxeles) que podría usarse, por ejemplo, para mostrar la hora y las notificaciones.

La pantalla, afirma Quandt, consta de un panel AMOLED de 6,7 pulgadas con resolución FUllHD+ (2.636 x 1.080 píxeles) y formato 22:9 que, siguiendo la estela de los Samsung Galaxy Note 10, tiene una pequeña perforación en la zona superior central para alojar la cámara interna (una sola lente). Esta pantalla ha sido bautizada como Infinity Flex. El lector de huellas parece haberse colocado en el lateral concretamente en la mitad superior, justo debajo de los botones de volumen.

Eso en lo que al exterior se refiere. Bajo el capó , el Samsung Galaxy Z Flip montaría 8 GB de memoria RAM junto al procesador Snapdragon 855+, que no es el último buque insignia de Qualcomm y que llega sin módem 5G a bordo, o al menos eso afirma el filtrador. Nada de Exynos fuera de Corea del Sur y Estados Unidos, parece. Le acompañan 256 GB de almacenamiento interno UFS 3.0 sin opción a ser ampliados mediante tarjetas microSD.

En cuanto a la batería, la filtración apunta que la capacidad de la misma será de 3.300 mAh y que llegará con carga rápida de hasta 15W y carga inalámbrica Qi de hasta nueve vatios de potencia. Sin sorpresas en el apartado de la conectividad, salvo la aparente ausencia del 5G, ya que tendrá Bluetooth 5.0, USB tipo C, NFC, WiFi 6 y el lote completo de sistemas GPS.

Para el apartado fotográfico, la ficha técnica filtrada deja ver que la doble cámara trasera estará compuesta por dos sensores de 12 megapíxeles, el primero con apertura f/1.8 y el segundo, un gran angular con 123º de campo de visión, con apertura f/2.2. La cámara frontal, escondida en el agujero de la pantalla, cuenta con una resolución de 10 megapíxeles Dual Pixel y apertura f/2.0. Será capaz de grabar en 4K a 60 fotogramas por segundo y será compatible con HDR10+.

Por último, Quand menciona que el sistema operativo es Android 10 con One UI 2.0, pero no se explica si dicho sistema habrá sido personalizado por Samsung para ofrecer funciones que aprovechen la pantalla plegable de alguna forma. Lo único que Quandt ha revelado es que el terminal se podrá abrir libremente en un ángulo entre 70 y 110 grados.

Cabe esperar que el dispositivo se presente en el Unpacked que tendrá lugar el próximo 11 de febrero de 2020, a las puertas del Mobile World Congress. Eso casa con la fecha de disponibilidad que adelanta Roland Quandt, que afirma que el terminal llegará a Europa el 14 de febrero, tres días después, por un precio que «probablemente comenzará alrededor de los 1.500 euros».