Compartir

Según Samsung, con el Samsung Galaxy Fold comienzan una nueva categoría de móviles. Es su primer smartphone flexible, no el primero que se comercializa en el mundo, ya que Royole ya tiene a la venta un smartphone plegable que pudieron probar en Xataka, el FlexPai. El Galaxy Fold es la apuesta de Samsung a la nueva tendencia en smartphones con pantalla flexible.

Es verdad que el diseño, al verlo en la mano durante la presentación, parece algo más alargado que el resto de sus modelos.

Se ha presentado en cuatro colores y cuenta con una pantalla que irá desde las 4,6 pulgadas a las 7,3 cuando esté extendida su pantalla Infinity Flex Display. Recordar que estás 7,3 pulgadas son en formato “cuadrado” y no formato alargado como estamos acostumbrados a ver.

Lo que más nos ha gustado es lo escondida que tiene la bisagra, que aseguran desde Samsung, es extremadamente resistente. Quedara por probar si es real esta resistencia y su comodidad que es una cosa que no se ha tenido mucho en cuenta en la presentación.

Seis cámaras y multitarea triple

Si las cinco del Samsung Galaxy S10 nos parecen más que suficientes, el primer móvil flexible de la marca coreana trae seis cámaras. Tres traseras, una frontal y dos internas para cuando se use en el formato móvil.

Este smartphone dispone además de multitasking de tres apps. Esto significa que podrás ver un vídeo de YouTube mientras hablas por whatsapp y miras en google la dirección de un restaurante, por ejemplo. Y todo a la vez. Podrás tener abiertas las tres pantallas funcionando perfectamente, según vimos en la presentación.

Precio y disponibilidad

Estará disponible a partir del 26 de abril y el precio con el que saldrá al mercado no parece al alcance de muchos: 1.980$, unos 1.770€.

Todo apunta a que este nuevo formato de terminales de Samsung sea una primera prueba o solo se trate de un producto de lujo, pero este año parece que será el de los teléfonos flexibles.