Compartir

Se espera que Samsung libere una nueva gama de producto en 2019. Estos móviles serán los Galaxy M y gracias a las filtraciones podemos conocer las características de algunos. Hoy toca centrarse en el Samsung Galaxy M30, uno de los terminales más potentes de dicha serie. Estará enfocado al nicho de la gama media, contando con un rendimiento aceptable y un nuevo diseño. Se especula que esta gama acabará con la serie Galaxy J, aunque esto está por ver en qué mercados sucede. Hoy la noticia llega desde Geekbench, un benchmark que ha filtrado algunas características del Galaxy M30. No tenemos muchos más detalles, aunque los filtrados nos dejan hacernos una idea de lo que está por venir.

No sabemos qué mercados acogerá Samsung con esta nueva serie Galaxy M, aunque se espera que sean la mayoría donde ya está presente la compañía. Esto deja a España como uno de los países candidatos, pues es un buen mercado para la gama baja y media de Samsung. Eso sí, todo esto todavía no tiene fecha aproximada de presentación.

Características filtradas del Samsung Galaxy M30

Geekbench nos deja de nuevo con detalles muy interesantes sobre el Samsung Galaxy M30. Este será uno de los terminales más potentes de toda la serie y por el momento se puede equiparar al Galaxy A8 y A8+ de 2018. Sabemos que tendrán el mismo procesador y también la misma cantidad de memoria RAM. Eso sí, se desconoce el diseño por el que optará Samsung en esta nueva gama media/baja.

Las características que se han filtrado no son muchas, pero nos dejan hacernos una idea de lo que está por venir en el catálogo de la compañía. El procesador elegido es el Exynos 7885, el mismo que vemos actualmente en el Galaxy A7 2018 o Galaxy A8 2018. Este chip llegará junto con 4 GB de memoria RAM, un conjunto interesante que ya hemos visto que se comporta muy bien. En el análisis del Galaxy A8 2018 nos gustó mucho su rendimiento, por lo que en este nuevo modelo todo debería replicarse.

Por último podemos ver que este dispositivo cuenta con Android 8.1 Oreo en estos momentos. Desconocemos si Samsung decidirá lanzar el modelo con Android 9.0 Pie o actualizará pasados unos meses. Podríamos ver la misma estrategia que con el Galaxy A8, un dispositivo lanzado en enero de 2018 con Android 7.0 Nougat y actualizado meses más tarde a Android 8.0 Oreo.