Compartir

El Google Pixel 3 llegó al mercado hace poco más de un mes como uno de los móviles más esperados de este año. Un dispositivo que batió todos los récords a nivel de filtraciones y del que se conocían todos y cada uno de sus detalles antes de su presentación. La nueva familia de Google llegaba oficialmente después de un año en el que había arrasado con el Pixel 2. Sin embargo, se le exigían innovaciones de importancia al nuevo dispositivo de la gran G, sobre todo en el apartado fotográfico. Hoy, DxOMark ha publicado los resultados de su análisis y el Google Pixel 3 no ha logrado entrar en el top 5 del sitio web, algo que no se entiende muy bien. 

El Google Pixel 3 obtiene una puntuación de 101 puntos en DxOMark

El modo Night Sight del Pixel 3 se ha convertido en uno de los apartados fotográficos más destacados de la actualidad. Una nueva herramienta que permite captar buenas fotografías en situaciones con poca luz que ya se ha ido extendiendo por otros dispositivos de Android. Sin embargo, DxOMark es un sitio web que no suele sorprenderse ante nada, por eso ha situado al Pixel 3 y su cámara en la octava posición del ránking. Eso sí, el móvil de Google ocupa elprimer puesto junto al iPhone XR en el apartado de terminales con una sola cámara. 

En el apartado de fotografía, el Pixel 3 ha obtenido un total de 103 puntos gracias a un enfoque automático bastante rápido y una enorme precisión en el las exposiciones con alto rango dinámico. Los detalles de las fotografías están muy cuidados y la mejora más importante destaca en la incorporación del efecto Bokeh y un zoom bastante más completo que el de las versiones anteriores. En general, la mejora es importante a todos los niveles pero no lo suficiente como para enfrentarse a los dispositivos que ocupan el podium. Al menos para DxOMark.

En cuanto a vídeo se refiere, el Google Pixel 3 ha obtenido una puntuación total de 98 puntos. Sin duda, una de las mejores notas que se han dado en las últimas semanas y que se debe, principalmente, a la capacidad del móvil para ajustar la tasa de captura en función de la luz.Una mejora importante basada en el trabajo de la Inteligencia Artificial. El ruido es casi invisible y los detalles son cada vez más destacados, aunque el rango dinámico se muestra como la parte más débil en esta sección, la estabilización funciona realmente bien.

Una vez vistos los datos y las puntuaciones, todo parece indicar que Google está obligado aañadir una segunda lente si quiere alcanzar a los móviles de mejor calidad fotográfica. Eso sí, a nivel de software pocos pueden igualarse con el Pixel 3.