Compartir

Stadia, el servicio de streaming de videojuegos de Google, llegará a España en noviembre y, en las últimas semanas, hemos conocido algunos detalles interesantes, como la disponibilidad de todos los juegos en 4K a 60 fps.

Rick Osterloh, vicepresidente senior de dispositivos y servicios de Google, ha hablado recientemente con The Verge y ha revelado que, en el momento de lanzamiento, el servicio no funcionará con una conexión celular sino que requerirá una conexión WiFi o Ethernet.

Esto significa que no tendrás la flexibilidad de poder jugar en cualquier lugar sino que estarás limitado por el tipo de conexión a Internet. Nvidia GeForce Now, un servicio competidos de Stadia, sí que permite el streaming de juegos mediante datos móviles pero aparentemente la calidad no es muy buena.

En estos días también hemos sabido que el controlador Stadia no funcionará de forma inalámbrica con el smartphone, sino que tendrá que estar conectado por cable.

Parece que Google quiere que la gente use Stadia en los entornos más fiables hasta que el producto madure. Esto podría estar destinado a evitar que los primeros jugadores desarrollen opiniones negativas sobre el producto debido a una conexión poco fiable.