Compartir

BMW anunció en julio que los compradores de los nuevos modelos de sus vehículos tendrían que pagar una suscripción anual para poder utilizar CarPlay. Esto contrasta con otros fabricantes que, o bien lo incluyen de serie o lo ofrecen como una opción que solo requiere un pago inicial.

Esto no sentó muy bien a los clientes de la marca y parece que ahora el fabricante de coches ha reconsiderado su postura ya que acaba de anunciar que eliminará la necesidad de una suscripción para usar CarPlay en todos los modelos de 2019 y 2020.

En una declaración a Autoblog, el fabricante que «BMW siempre está buscando satisfacer las necesidades de los clientes y este cambio de política pretende proporcionar a los dueños de un BMW con una mejor experiencia.»

Sin duda esto es una buena noticia para los usuarios de iPhone que estén pensando en comprar un coche de esta marca. Lo que no sabemos es si la compañía devolverá el dinero a quellos que ya han pagado la suscripción anual.